Los transportistas sufren colas kilométricas para salir de Reino Unido por culpa del éxodo vacacional

26/07/2022 TRANSPORTE AL DÍA

Las previsiones de las autoridades de Reino Unido se han cumplido y, al igual que pasó durante la Semana Santa, los transportistas se han visto atrapados en el tradicional embotellamiento en la autopista M-20 para abandonar el país a través del ‘Eurotunnel’ o el Puerto de Dover. Miles de conductores profesionales, tanto españoles como del resto de Europa, han sufrido en los últimos días interminables colas para poder salir de Reino Unido ante el alto volumen de desplazamientos por el éxodo vacacional.

Desde que Reino Unido abandonó la Unión Europea a través del ‘Brexit’, la situación se repite una y otra vez. En cuanto llega un periodo de mayor un volumen de desplazamientos, como pueden ser las vacaciones estivales, los atascos en la M-20 para acceder a las instalaciones del ‘Eurotunnel’ o los distintos embarques del Puerot de Dover son enormes. Una circunstancia que afecta de manera muy grave al transporte internacional de mercancías por carretera, ya que miles de conductores y sus camiones quedan atrapados en estas congestiones.

Una auténtica ‘ratonera’ para estos transportistas que ni siquiera pueden utilizar otras rutas alternativas para llegar a la región de Kent, ya que están bajo la amenaza de recibir multas de hasta 300 libras utilizan rutas alternativas con el objetivo de evitar este colapso por carreteras locales. Atasco masivo para salir de Reino Unido que se traduce en condiciones insalubres para los conductores, ya que no pueden cubrir sus necesidades básicas higiénicas y de manutención al quedar ‘tirados’ en los arcenes de la M-20 y los accesos al ‘Eurotunnel’ y el Puerto de Dover.

Una situación que ha sido denunciada por la European Road Haulers Association, conocida como UETR. Esta asociación explica que el nuevo marco operativo entre Reino Unido y la Unión Europea dibuja serios problemas para el transporte internacional por carretera. El nuevo marco legal, los trámites aduaneros y los controles de seguridad se suman a la ya citada congestión de los puertos de embarque provocan que en periodos de mayor tráfico se lleguen a producir rupturas en la cadena de suministro.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies