La situación económica mundial impacta en el rendimiento de la carga aérea

08/09/2022 EL MERCANTIL

La volatilidad de las cadenas de suministro y la incertidumbre derivada de la situación económica actual continúan impactando en los resultados de la carga aérea mundial. Aunque en el mes de julio la demanda se acercó a niveles prepandémicos (-3,5%), se mantiene en valores cada vez más alejados de los registrados en 2021 (-9,7%), según los últimos datos recogidos por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). En contraposición, la capacidad aumentó el 3,6% respecto al mismo mes del ejercicio anterior, pero aún no ha logrado recuperar los datos previos a la pandemia (-7,8%). De esta manera, la demanda de transporte aéreo de mercancías mantiene su descenso (-6,4% registrado en junio y -8,3% en mayo).

Según apunta IATA, la carga aérea mundial afronta un contexto convulso. La relajación de restricciones en China por el Covid “ayudará al comercio mundial y a los volúmenes de carga aérea en los próximos meses”. Sin embargo, la mayor fluidez en el comercio ha beneficiado especialmente al transporte marítimo en detrimento del aéreo. Al mismo tiempo, “se espera que la alta inflación y la subida de tipos de interés tengan un efecto desalentador en la demanda”. De hecho, solo China ha experimentado un incremento de nuevos pedidos de exportación a partir de junio, mientras el resto de mercados han sufrido un descenso.

“Tendremos que vigilar atentamente la evolución económica y política en los próximos meses”
Willie Walsh Director general de IATA

En palabras del director general de IATA, Willie Walsh, “la volatilidad resultante de las limitaciones de la cadena de suministro y la evolución de las condiciones económicas ha hecho que los mercados de carga se muevan esencialmente de forma lateral desde abril”. En línea con lo afirmado sobre el primer trimestre del año, Willie Walsh asegura que los datos de julio reflejan la resiliencia de la carga aérea, “pero, como ocurre con casi todos los sectores, tendremos que vigilar atentamente la evolución económica y política en los próximos meses”.

Por regiones, a excepción de las aerolíneas latinoamericanas, el resto de compañías aéreas continúan empeorando sus cifras de demanda. Los volúmenes de carga aérea en Latinoamérica aumentaron el 9,2% en julio respecto al año anterior, en parte por la introducción de nuevos servicios y capacidad (+21,4%), así como del aumento de sus flotas. Al otro lado de la balanza, Europa ha experimentado una caída en su demanda del 17%. La guerra en Ucrania, junto a la reducción de plantillas y de producción industrial en Asia a causa de omicron, han sido las principales razones de su descenso. Las aerolíneas de Oriente Medio no consiguen remontar sus resultados y sus volúmenes de carga aérea disminuyeron el 10,9% en julio, aunque su capacidad aumentó el 21,4% en relación al mismo mes del 2021.

A pesar de que las compañías aéreas de Asia-Pacífico han sufrido las mismas consecuencias que las europeas, IATA observa un empeoramiento de resultados en esta región. Sus volúmenes de carga aérea disminuyeron el 9% en julio, una cifra que apuntala el descenso desde la caída del 2,1% registrada en junio, mientras su capacidad se ha incrementado en el 2,7%. Por otro lado, las aerolíneas norteamericanas han experimentado una mejora en sus resultados con un descenso en sus volúmenes de carga del 5,7% en julio (-13,5% en junio) y se espera que se vean estimulados por la relajación de restricciones en China. La capacidad en esta región creció el 4,2% en comparación con el mismo mes del año anterior. Por último, las aerolíneas africanas aún permanecen en números negativos con una reducción significativa de su demanda del 3,5% en julio (+5,7% en junio) y de su capacidad (-2,2%).

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies