La congestión en puertos de Singapur y Barcelona, repercuten ocasionando aglomeraciones de buques en Shanghái y Qingdao

14/06/2024 MUNDO MARÍTIMO

Como se ha planteado, el temprano comienzo de la temporada alta ha impulsada el alza de las tarifas spot, en Europa, debido a los signos de recuperación económica y, en Norteamérica por una combinación de una serie de factores preocupantes que incluyen: el temor a mayores retrasos debido a la crisis del Mar Rojo a fines de año y una prisa por embarcar productos en China antes de que entren en vigor nuevos aranceles, a los que se suma la amenaza de disrupciones laborales en la costa este de EE. UU. en el cuarto trimestre, la escasez de  capacidad debida a los desvíos a través del Cabo de Buena Esperanza y el consiguiente empeoramiento de la congestión portuaria.

De acuerdo con Freightos Baltic Index (FBX) las tarifas desde Asia hasta la Costa Oeste de EE. UU. (USWC) se acercaron a los US$6.000/FEU y han superado los US$7.500/FEU hacia la Costa Este (USEC), con tarifas para cada ruta aproximadamente US$1.000 más altas que sus peak a principios de año, cuando coincidió el período previo al Año Nuevo Lunar con el inicio de la crisis del Mar Rojo.

En tanto, las tarifas desde Asia hasta el Mediterráneo han regresado a su peak del primer trimestre de alrededor de US$7.000/FEU, mientras que al norte de Europa se encuentran US$500 por encima de su marca de enero, vale decir sobre los US$6.000/FEU.

De acuerdo con Judah Levine, analista jefe de Freightos, es probable que se produzcan más aumentos significativos tanto hacia Europa como en la ruta Transpacífico, a medida que las líneas navieras anuncien aumentos en los recargos por temporada alta de hasta US$2000/FEU (prontamente en junio) y para principios de julio.

Si bien, de acuerdo con Levine, la alta demanda y las tarifas spot están impulsando a algunas líneas navieras a reingresar o agregar servicios en la ruta Transpacífico, tal como aconteció durante la pandemia; otras, en tanto, están cancelando servicios para reasignar capacidad a la ruta a través del Cabo de Buena Esperanza, que no deja de absorber capacidad.

Congestión en Singapur y Barcelona

El reciente aumento de la congestión portuaria, especialmente en los puertos de Singapur y Barcelona, ​​ha llevado a estimaciones de que aproximadamente la mitad de todos los itinerarios entre Asia y Europa experimentaron retrasos la semana pasada. Éstos, al mismo tiempo, están provocando un aumento de los blank sailings, ya que los buques pierden constantemente sus zarpes semanales programados en dichos puertos, mientras que, a su vez, estos retrasos en las recaladas también están ocasionando aglomeración de buques y congestión en puertos de China como Shanghái y Qingdao.

De acuerdo con Levine, el gran culpable de la congestión principal en los hubs más afectados es el mayor uso de estos puertos para el transbordo para acortar los itinerarios de los buques de larga distancia o para la recuperación de itinerarios cuando los portacontenedores se retrasan y omiten recaladas en los puertos.

De acuerdo, con el analista, la congestión en Singapur se ha aliviado ligeramente, posiblemente como resultado del aumento de la productividad debido a la reactivación de una terminal de contenedores allí, aunque las demoras han aumentado en los puertos cercanos de Malasia. Mientras que en Barcelona los operadores portuarios están aumentando la jornada laboral para intentar reducir el atraso.

Contrario al caso de Barcelona, ​​los puertos de destino en el norte de Europa y Estados Unidos no registran todavía una congestión significativa. Los itinerarios interrumpidos en los orígenes podrían provocar que algunos buques se agrupen en estos hubs en algún momento, pero, dado que aún se espera que los volúmenes elevados sean estacionales y no en los niveles observados durante la pandemia, los puertos de destino pueden evitar niveles extremos de congestión y retrasos.

Carga aérea

Algunos observadores esperan que el último aumento en las disrupciones oceánicas y las tarifas impulsen parte de la demanda de carga aérea. Sin embargo, las tarifas del Freightos Air Index en Medio Oriente y el sur de Asia se han mantenido estables desde al menos mediados de mayo. Las tarifas desde China a Estados Unidos aumentaron un 3% a US$5,57/kg, mientras que a Europa bajaron un 12% a US$3,40/kg.

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies