La Terminal Norte afronta su fase final tras el visto bueno de Transición Ecológica

29/11/2022 DIARIO DEL PUERTO

El visto bueno de la Dirección General de la Costa y el Mar, perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, allana el camino hacia la licitación de las obras del proyecto constructivo del nuevo muelle de contenedores del Puerto de Valencia, que albergará la futura Terminal Norte.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Dirección General de la Costa y el Mar, ha emitido un informe en el que confirma que el proyecto constructivo de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia es compatible con la política de Estrategias Marinas.

Tal y como adelantó ayer en exclusiva diariodelpuerto.com, fuentes cercanas al proceso confirmaron que el estudio contempla una serie de “requisitos exigentes”, aunque subsanables. Fuentes de la APV confirmaron ayer a este Diario que el informe concluye que “a la vista de la documentación e información disponible, se observa que los efectos de la actuación sobre los objetivos ambientales de la estrategia marina levantino-balear, en principio, no pondrán en riesgo la consecución del buen estado ambiental”. Y, tras ello, “de acuerdo con el Artículo 7.2 del Real Decreto 79/2019, de 22 de febrero se emite informe de compatibilidad favorable con condiciones”. Los técnicos de la Autoridad Portuaria de Valencia están analizando dicho informe.

El informe concluye que “los efectos de la actuación sobre los objetivos ambientales de la estrategia marina levantino-balear, en principio, no pondrán en riesgo la consecución del buen estado ambiental”

De esta manera, el Ministerio de Transición Ecológica da luz verde al proyecto de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia. Esta era la última etapa necesaria para poder seguir con el proceso administrativo de la infraestructura. El próximo paso, tal y como ha explicado el presidente de la APV, Aurelio Martínez, en diferentes ocasiones, es la convocatoria de un Consejo de Administración extraordinario con el objetivo de aprobar la licitación del proyecto constructivo de la terminal. Fue el propio presidente de Valenciaport quien, recientemente, durante la presentación de los servicios del Puerto de Valencia en Madrid, adelantó que el proyecto podría desbloquearse “en días”.

Proceso
Tras el informe favorable, la APV convocará un Consejo de Administración extraordinario para aprobar la licitación de las obras. El proyecto se elevará posteriormente al Consejo de Ministros, tal y como establece la ley, al ser una obra que requiere una inversión superior a los 12 millones de euros. Finalmente, la APV sacaría a concurso las obras del proyecto constructivo.

La Autoridad Portuaria de Valencia esperaba desde antes del verano el dictamen de la Dirección General de la Costa y el Mar, a través del informe que concluyera que el proyecto era compatible con la política de Estrategias Marinas del Ministerio de Transición Ecológica.

$!El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia deberá aprobar la licitación de las obras del proyecto constructivo.

El siguiente paso inmediato es la convocatoria de un Consejo de Administración extraordinario de la Autoridad Portuaria de Valencia, en el que se apruebe la licitación del proyecto. La intención de la APV ha sido siempre acompasar las obras con la adjudicación definitiva de la concesión de la terminal a TiL -división de terminales del Grupo MSC-, única oferta presentada. Tras el visto bueno del Consejo de Administración de la APV, el proyecto se elevará al Consejo de Ministros para su aprobación, tal y como establece la ley, al ser una obra que requiere una inversión superior a los 12 millones de euros.

La Terminal Norte está diseñada para operar buques de hasta 24.000 TEUs y cuenta con una capacidad de más de 4,8 millones de TEUs

Una vez el Ejecutivo Central dé luz verde, la APV procedería a licitar las obras del proyecto constructivo del nuevo muelle de contenedores del Puerto de Valencia.

Image

Empresarios y sectores industriales muestran su apoyo al proyecto

Casi desde el comienzo del proceso, el proyecto de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia ha recabado un notable número de apoyos, que van más allá de las asociaciones empresariales y profesionales de la Comunitat Valenciana.

Uno de los respaldos más importantes lo obtuvo el pasado mes de octubre, cuando síndicos y representantes de las bolsas de cereales de Europa hicieron patente su apoyo a los proyectos de ampliación y mejora del Puerto de Valencia, durante la celebración de la 62ª edición de European Commodities Exchange que reunió a más de 90 empresas de todo el mundo y 3.000 participantes relacionados con el comercio de cereales y otros productos afines.

El presidente de la 62º European Commodities Exchange y Cónsul Mayor del Consulado de la Lonja de València, Vicente Ebri, destacó que “es más necesario que nunca la nueva terminal de contenedores en la Ampliación Norte del Puerto de Valencia y el acceso por túnel para que nuestro comercio de cereales, y el resto de los productos que entran y salen por Valencia, lleguen a cualquier rincón del mundo. Una nueva terminal avanzada tecnológicamente y sostenible medioambientalmente que refuerce el papel tan importante del Puerto de Valencia para la economía española, las empresas y la ciudadanía”.

En septiembre, medio centenar de empresas de la localidad valenciana de Riba-roja -donde está ubicado el Parque Logístico de Valencia- protagonizaron una visita a la dársena valenciana, en un networking organizado por la Asociación Empresarial Riba-roja A-3 (Rib A3) en el que se constató el apoyo del sector empresarial y también del Ayuntamiento de Riba-roja a los planes de ampliación que está desarrollando el recinto valenciano.

Unos meses antes, en marzo, el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Miguel Garrido, durante una visita al Puerto de Valencia, advirtió de la necesidad de “aumentar la capacidad del Puerto de Valencia, y aseguró que la nueva terminal de contenedores “es un proyecto ambicioso y necesario” para aumentar las relaciones comerciales entre la comunidad madrileña y la valenciana y potenciar su peso en la economía europea. Para el responsable de los empresarios madrileños “es fundamental aumentar la capacidad del Puerto de Valencia, algo que está previsto con la terminal norte de contenedores”.


Image

Automatización y sostenibilidad, claves en la nueva terminal

La nueva terminal de contenedores del Puerto de Valencia tendrá capacidad para operar los más grandes buques del mercado, de 24.000 TEUs. Está diseñada para manipular un máximo de 4,8 millones de TEUs anuales.

El muelle, de 1.970 metros de longitud, contará con cinco puntos de atraque y estará equipado con 22 grúas portainer. Por lo que respecta al patio, una vez completada la tercera fase, tendrá una configuración de 50 módulos orientados perpendicularmente de 50 TEUs de longitud, 9 filas de contenedores de anchura (22.500 huellas) y una altura prediseñada de apilado de 5 contenedores, equivalentes a una capacidad estática de 112.500 TEUs. La terminal estará operada mediante 100 grúas de patio automáticas ASC. La nueva terminal contará con la infraestructura y tecnologías ferroviaria y de puertas adecuadas para dar un adecuado nivel de servicio al flujo logístico asociado a la carga de importación y exportación. El sistema de puertas propuesto cuenta con capacidad más que suficiente para atender confortablemente 1,5 millones de TEUs anuales.

La terminal ferroviaria dispondrá de 6 vías de 1.000 metros de longitud cada una, y tres grúas pórtico montadas sobre raíles operadas por control remoto. Contará con una capacidad inicial de 300.000 TEUs anuales, que puede ampliarse en función de la evolución prevista de la demanda mediante la adición de equipo.

TiL ha incluido un ambicioso plan medioambiental cuyo objetivo principal es definir medidas y procedimientos ambientales coherentes con el plan de negocio que garanticen desarrollar y mantener una terminal sostenible, ajustada a las exigencias de la ISO 14001 y del Reglamento EMAS.

Entre otras muchas cuestiones, la maquinaria será 100% eléctrica y la terminal estará dotada para la conexión de los buques en puerto a la red eléctrica. TiL también ha definido un amplio plan de RSC con una estrategia de actuación que implicará a todos y cada uno de los agentes de la cadena.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies