El transporte considera “inadmisible” el conflicto de los estibadores de Tarragona y avisa de pérdidas de tráficos

29/09/2022 EL CANAL MARÍTIMO Y LOGÍSTICO

Ahora son los transportistas quienes muestran su repulsa por el conflicto con los estibadores que está provocando efectos negativos sobre su actividad y los tráficos del puerto de Tarragona.

La Junta Directiva de la Federació d’Autotransport de Tarragona (FEAT), reunida el martes 27 de septiembre de 2022, debatió extensamente acerca de los efectos de los paros encubiertos que están realizando los estibadores del puerto de puerto de Tarragona, según denunciaban en un comunicado conjunto las empresas estibadoras.

FEAT refleja en un comunicado que “es público y notorio que, desde hace meses, la operativa de carga y descarga ha sufrido una progresiva ralentización, de manera que los buques están finalizando sus tareas con atraques en muelle que multiplican por 3 y 4 veces el tiempo que venían empleando”.

Para el colectivo de empresas de transporte, “esta situación es inadmisible, y los perjuicios derivados de esta disminución de rendimiento alcanzan de lleno la totalidad de la comunidad portuaria, y muy especialmente a nuestros transportistas, que ven con desesperación como líneas marítimas, buques y cargas, son desviados hacia otros puertos, sabiendo que su regreso a Tarragona no es seguro”.

“Nuestro puerto -continúa FEAT- es la primera empresa por su importancia de nuestras comarcas, y de su buena marcha dependen miles de puestos de trabajo, pues sus efectos alcanzan a todo el tejido socio-económico de Tarragona. Por ello nuestro sector del transporte no puede sino manifestar la importancia de preservar nuestro puerto y de que ha llegado el momento de actuar de manera urgente y decidida para resolver este conflicto de una vez por todas”.

La Federació d’Autotransport de Tarragona, subraya que “no todas las acciones en defensa de unos concretos intereses son legítimas, sobre todo cuando no se declaran de manera transparente. No podemos aceptar que se trate de un mero problema de tipo laboral como manifiestan los estibadores, pues en ese caso habrían de haber instado un conflicto colectivo-laboral y declarar la huelga u otras medidas legítimas en su defensa”.

“Por todo lo anterior exigimos que todas las partes implicadas asuman su responsabilidad y desistan de cualquier actuación que no sea legal, legítima y respetuosa con los intereses del resto de trabajadores y empresas que realizan su trabajo en el puerto de Tarragona”, concluye el comunicado de FEAT.

Las empresas instan a los estibadores a volver a trabajar con normalidad y retomar el diálogo

Asimismo, las empresas estibadoras del puerto de Tarragona, en un comunicado emitido este mismo miércoles, instan a los trabajadores de la estiba que “retomen su actividad con normalidad y cesen en su actitud de ralentizar las labores del puerto, que, de nuevo, deja a clientes sin atender y provocan nuevos colapsos”. “Esta situación perjudica no sólo a las empresas de estiba, sino a las navieras, las contratistas y al propio puerto, sino a sectores productivos enteros, a decenas de miles de trabajadores y trabajadores, y al conjunto del país, como ocurre con el caso de los cereales o los piensos, por citar tan sólo dos ejemplos”.

Las empresas estibadoras no entienden que “la respuesta de los trabajadores a reforzar los equipos de trabajo (como ellos mismos habían planteado públicamente) para lograr descongestionar el puerto sea la no asistencia a los puertos de trabajo y realizar labores con un ritmo anormalmente bajo”. “Si continúa la situación actual de atasco en el puerto de Tarragona, generará cuantiosas pérdidas a las empresas implicadas, pero además pone en riesgo la actividad del puerto y sus empleos, a causa de la pérdida de clientes y el desvío de tráficos previstos”.

Las empresas estibadoras instan a los trabajadores a volver al diálogo para “solventar las posibles diferencias, sin utilizar medidas de presión encubiertas, y solucionar rápidamente el conflicto, y que mientras se llega a esa solución, que se les permita destinar recursos adicionales para suplir esta baja productividad y superar esta situación, y queden clientes a futuro para garantizar el empleo de los trabajadores”.

Por todo ello, la patronal pide “al comité de empresa y al conjunto de los trabajadores y trabajadoras su compromiso para trabajar conjuntamente para garantizar que los niveles de actividad del puerto no se vean afectados y, en consecuencia, evitar que sea la población la que sufra cualquier afectación, en unos momentos especialmente cruciales en los que el puerto de Tarragona juega un papel fundamental para el correcto desarrollo de la sociedad”.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies