La demanda mundial de carga aérea cayó un 4,3% en el primer semestre de 2022, en comparación con el mismo período de 2021

13/09/2022 IATA

Todavía está por encima de los niveles previos a la pandemia, pero las perspectivas económicas no son muy favorables

El fin de los confinamientos en China tuvo un impacto positivo en la actividad mundial de carga en el mes de junio. Según cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el tráfico seguía a la baja respecto a 2021 pero, en junio, la caída se redujo al 6,4%, tras el 8,3% de mayo. Corregido por las variaciones estacionales, el volumen de carga en toneladas-kilómetro mostró una recuperación del 0,7 % en junio, en comparación con un aumento más modesto del 0,3 % en mayo, después de tres meses de caída.

* CTK : tonelada-kilómetro de carga – Fuente de datos : IATA – © Upply

En el primer semestre en su conjunto, el tráfico mundial de mercancías fue un 4,3 % inferior al de 2021. Los tres principales mercados mundiales registraron resultados negativos, con reducciones del 2,7 % en Asia-Pacífico, del 3,3 % en América del Norte y del 7,8 % en Europa. Sin embargo, en comparación con 2019, el año de referencia anterior a la pandemia, los volúmenes de tráfico del primer semestre aumentaron un 2,2%. “Ese es un buen comportamiento, particularmente considerando las continuas limitaciones de la cadena de suministro y la pérdida de capacidad debido a la guerra en Ucrania. Las incertidumbres económicas actuales han tenido poco impacto en la demanda de carga aérea, pero los desarrollos deberán ser vigilados de cerca en la segunda mitad. ” dijo Willie Walsh, Director General de IATA.

*CTK : tonelada-kilómetro de carga – Fuentes de datos : IATA – © Upply

El crecimiento en el primer semestre fue impulsado por las aerolíneas norteamericanas (+17%). Las empresas africanas también registraron un fuerte crecimiento del 16,2%, pero cabe recordar que representan solo el 1,9% del mercado mundial, frente al 27,2% de sus homólogas norteamericanas. Por el contrario, la región de Asia-Pacífico y Europa seguían por debajo de sus niveles previos a la pandemia, con reducciones del 3,1 % y el 5 % respectivamente respecto al primer semestre de 2019, mientras que los transportistas de Oriente Medio se tuvieron que conformar con un modesto aumento del 0,9 %. Finalmente, a pesar de una marcada recuperación en los últimos meses, las aerolíneas latinoamericanas aún estaban un 3,3% por detrás de su nivel previo a la pandemia.

Incertidumbres de la temporada alta

La mejora al final de la primera mitad fue demasiado frágil para restaurar completamente la confianza. “Es demasiado pronto para llamar a una recuperación”, dijo IATA. La relajación en curso de las restricciones de COVID-19 en China, incluida la reapertura de fábricas, debería respaldar la recuperación del comercio mundial en los próximos meses, pero también están actuando fuerzas contrarias.

Excluyendo a China, los nuevos pedidos de exportación recibidos por los principales fabricantes mundiales se encuentran actualmente por debajo de la marca de los 50 puntos, el nivel que denota una contracción de la actividad manufacturera, según el Índice de Gerentes de Compras para el sector manufacturero. Las estadísticas incluidas en el Índice de Gerentes de Compra para el sector manufacturero muestran reducciones importantes en Alemania y Estados Unidos. Tradicionalmente, siempre ha existido una correlación entre estos índices y las variaciones en los volúmenes de carga aérea. Se puede esperar que la desaceleración global en la primera mitad continúe, por lo tanto, en la segunda mitad.

La inflación se está convirtiendo en un factor importante, cuyo efecto completo bien puede sentirse en la segunda mitad, a pesar de que los gobiernos occidentales están tratando de amortiguar el impacto brindando ayuda a las empresas y los hogares. La ralentización se ha producido, además, en un momento en el que los stocks se encuentran en niveles elevados, lo que no es una situación favorable para el sector del transporte aéreo de mercancías. El factor inflación es particularmente sensible en el mercado americano.

A esto se suman importantes tensiones geopolíticas. Está, por supuesto, la guerra en Ucrania, que está teniendo un efecto muy directo en las aerolíneas europeas. Se registró una caída del 13,5% en los volúmenes de carga en junio de 2022, en comparación con junio de 2021. Ciertamente, esto representó una ligera mejoría en comparación con mayo, cuando la demanda cayó a su nivel más bajo desde principios de 2022, pero aun así fue el peor comportamiento en comparación con los resultados de los transportistas aéreos de otras zonas geográficas. Además, las relaciones entre China y Estados Unidos son cada vez más tensas, particularmente en la cuestión de Taiwán. Esto aún no ha tenido un efecto directo en el negocio del flete aéreo pero ya no existe un clima general de confianza.

Aumentos de capacidad

La reducción de la demanda se ha producido a medida que ha aumentado la capacidad. Con una fuerte temporada turística, las aerolíneas aumentaron sus programas de vuelos de pasajeros, lo que trajo automáticamente nueva capacidad de carga al mercado. En general, la capacidad aumentó un 6,7 % en junio de 2022 interanual, lo que representa un aumento mucho mayor que el aumento del 2,7 % registrado en mayo. En los primeros seis meses, la capacidad aumentó un 4,5% respecto al primer semestre de 2021 y un 5,7% solo en el sector internacional.

Como consecuencia del diferencial entre el crecimiento de la capacidad y la demanda, el factor de ocupación vuelve a descender por debajo del 50% por primera vez desde principios de 2020. En junio se situó en el 49,2 %, es decir, 6,9 puntos menos que hace un año, mientras que, en el conjunto del primer semestre, bajaba 5,2 puntos hasta el 52,6%. A pesar de esta caída, el factor de ocupación seguía por encima de los niveles previos a la pandemia, que se situó en el 45,4 % en junio de 2019 y promedió el 46,3 % para todo 2019. La región de Asia-Pacífico registra tradicionalmente los factores de carga más altos y 2022 no fue la excepción. El factor de ocupación del 60,8 % de la región fue 10 puntos superior al de la segunda región con mejor comportamiento, Europa, que registró un factor de ocupación del 50,7 %. Es cierto, sin embargo, que Europa ha visto caer su factor de ocupación 11,2 puntos en los últimos 12 meses.

El fin del repunte de las tarifas de fletes

Las tarifas de flete aéreo siguen siendo notablemente más altas que el año pasado e incluso más por encima de su nivel previo a la pandemia.

Pero el período de fuerte crecimiento ha terminado definitivamente. La desaceleración es particularmente marcada en América del Norte, donde la caída de la demanda provocada por la inflación se ha visto agravada por la restauración de la capacidad disponible en las bodegas de los aviones de pasajeros para ejercer presión a la baja sobre los precios. En los vuelos de entrada y salida de Asia, todavía hay suficiente demanda para mantener una tendencia de crecimiento en ciertas rutas, pero el corredor Asia-Europa también está experimentando una desaceleración. Las tasas siguen siendo muy volátiles. Están impulsados ​​hacia arriba y hacia abajo por la política Zero Covid de China, que puede conducir a fuertes variaciones en los niveles de oferta y demanda.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies