Las aerolíneas prevén alcanzar este año un nuevo máximo de carga aérea

21/06/2022 EL MERCANTIL

El volumen de carga aérea da muestras de recuperación a pesar de los impactos de la guerra de Ucrania y la incertidumbre económica. Las aerolíneas prevén cerrar el 2022 con un nuevo récord de transporte de mercancías, 68,4 millones de toneladas, según los datos del último informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). Sin embargo, el incremento en la demanda no repercutirá en un aumento de los ingresos en el segmento de la carga, que se espera que se reduzcan hasta los 191.000 millones en 2022, tras el récord de 204.000 millones de dólares registrado en 2021, que dobló los 100.000 millones del 2020.

A pesar de ello, la contracción registrada, que representa una caída del 10,4% en los ingresos por carga, “tan solo revierte parcialmente los aumentos de rendimiento del 52,5% en 2020 y del 24,2% en 2021”, estiman desde la asociación. IATA constata el impacto de la guerra de Ucrania en estas cifras, pues a pesar de que “poco menos del 1% del tráfico mundial se origina o transita por Rusia y Ucrania”. El mayor impacto de la contienda “se produce en el área especializada de carga pesada, donde Rusia y Ucrania son líderes del mercado, y la pérdida de capacidad correspondiente será difícil de reemplazar”, asegura.

“La recuperación de rentabilidad está en el horizonte en 2023, a pesar del combustible”
Willie Walsh Director general de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA)

A pesar de la contracción en el volumen de negocio ligado a la carga, las aerolíneas están notando una recuperación de sus ingresos a medida que se relajan las restricciones impuestas para contener al coronavirus. Aun así, el alza de los costes, especialmente energéticos, contiene la mejora en los resultados económicos del sector. “Las aerolíneas son resilientes”, manifiesta el director general de IATA, Willie Walsh, “los pasajeros están volando en mayores números y la carga se está comportando bien en un contexto de incertidumbre económica”.

Los ingresos de las aerolíneas crecen (55%), pero se ven contenidos por el incremento de los costos (44%)

La asociación se muestra optimista en sus previsiones y asegura que “la recuperación de rentabilidad está en el horizonte para 2023”, aunque “todavía hay desafíos en los costes, particularmente el combustible, y algunas restricciones persistentes en mercados clave”, sostiene el director general. Prueba de este buen comportamiento, y una explicación para la reducción de pérdidas, es que si bien los costes han aumentado el 44%, los ingresos han crecido por encima, alcanzando el 55%.

El aumento registrado en los costes se explica por la inflación y especialmente por el alza de los combustibles. De hecho, el factor energético (crudo de Brent y queroseno) representará en 2022 el 24% de los costes generales, frente al 19% registrado en 2021, y alcanzará los 192.000 millones de dólares. La asociación de aerolíneas prevé que los precios, que se han disparado especialmente a partir de la guerra de Ucrania (y se sitúan en 101,2 dólares por barril de Brent y en 125,5 dólares para el queroseno de aviación), se mantengan al alza también durante el próximo año.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies