El Puerto de Valencia fideliza a los grandes navieros

13/05/2022 TRANSPORTE XXI

Los armadores consolidan al enclave como el puerto con mayor carga local de España al aumentar un 19% su operativa en tres años, con una media diaria de más de 7.000 TEUs.

El puerto de Valencia se mantiene como un ‘activo positivo’ para la bodega de los armadores que operan en sus terminales. El enclave continúa ganando en atractivo, ofreciendo más carga local que ningún otro puerto español para las grandes navieras que confían en sus instalaciones.

“El arranque de 2022 confirma este extremo”, explican fuentes portuarias a Transporte XXI. El enclave situó en el primer trimestre del año un récord operativo en los flujos de ‘import-export’ y cabotaje, con la gestión de 1.003 TEUs por buque, un 4,6 por ciento más que en idéntico período del pasado año.

La carga local supone el 48 por ciento de los tráficos operados en las terminales, dos puntos más que hace doce meses, “un dato que nos posiciona como la primera puerta peninsular de la importación y el principal enclave en exportación”, apuntan fuentes transitarias consultadas.

Las cuatro terminales de contenedores, gestionadas por CSP Spain (Cosco), TIL (MSC), APM Terminals (Maersk) e Intersagunto (Alonso), continúan aumentando sus tráficos y han captado el 31,1 por ciento de toda la carga local gestionada en España en los tres primeros meses del año. A distancia, Barcelona controla el 25 por ciento y Algeciras un 9 por ciento. La cuota de Valencia está en la línea de la alcanzada en 2021, cuando se gestionaron 2,7 millones de TEUs de contenedores de ‘import-export’ y cabotaje.

“Esto demuestra la utilidad del puerto de Valencia”, explican medios empresariales, advirtiendo que “hay una oscilación positiva hacia la carga local en el ‘mix’ de flujos que se están trabajando, actualmente, con un menor peso del transbordo, porque se viene priorizando el ‘import-export’ ante la congestión de las terminales”.

La media de portacontenedores tratados por las terminales es de entre seis y siete diarios, lo que supone una operativa de carga local de 7.000 TEUs, con el consiguiente trasiego de contenedores para los transportistas trabajando para diversidad de sectores, desde el azulejo a la alimentación, pasando por bienes de equipo, automoción, tecnología o el sector químico.

Tendencia

Los datos del arranque del ejercicio, descontando los contenedores que viajan residualmente en buques de carga rodada, vienen a asentar la tendencia positiva de los últimos tres años, aunque en marzo la actividad se resintió por el paro de transportistas y los temporales.

De esta forma, la operativa media por barco ha aumentado un 19 por ciento entre 2019 y 2021, evolucionando de 804 TEUs a 958 TEUs por buque, una progresión ya superada por el inicio de 2022, gracias al fuerte protagonismo en los muelles de navieras como MSC, Maersk, CMA CGM, Cosco y Hapag-Lloyd, entre otras, cuyos tráficos están fidelizados pese a los sobresaltos del comercio mundial y las ofertas a la baja en precios de otros enclaves.

Gigantismo

Y es que mientras los ingresos por carga crecieron, el número de escalas ha continuado descendiendo, confirmando el desarrollo del gigantismo de los buques. En los últimos tres años, la llegada de portacontenedores descendió un 8,6 por ciento, con 2.748 escalas en 2021, lo que supone que se dejaron de operar 261 barcos.

La media actual de carga operada por buque está en 2.117 TEUs, con un flujo de transbordo de 1.084 TEUs, lo que viene a suponer que el actual ‘mix’ de carga es del 52 por ciento en tránsito y un 48 por ciento de carga local. Esto supone que algo más de la mitad de los contenedores que recalan en Valencia finaliza su viaje en otros enclaves de Estados Unidos, Turquía, China, Argelia, Brasil, Italia y Marruecos.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies