El sector portuario pide al Gobierno una bajada de tasas y un mayor peso en la gestión

21/10/2021 EL CONFIDENCIAL

Con una norma de hace tres décadas, bajo la que se fijaron unas tasas que hoy no se ajustan al contexto económico, y una deficiente red ferroviaria, las empresas del sector portuario integradas en la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE) reclaman al Gobierno un “cambio de modelo que, siendo exitoso en el pasado, todavía debe dar respuesta a los retos del presente, y en el que se introduzca la iniciativa privada en la toma de decisiones y en la gobernanza”, en palabras de su vicepresidente ejecutivo, José Luis Almazán, más aún cuando las empresas están invirtiendo “tanto o más” que el sector público.

En la actualidad, el Estado es el propietario de los 28 puertos de nuestro país y los gobiernos autonómicos son los gestores, mientras que la actividad marítima es asumida bajo concesiones por un tejido empresarial que aporta el 20% del PIB del sector del transporte. El año pasado, el sector movió 560 millones de toneladas, el doble que hace 30 años, y hasta agosto, la actividad de mercancías experimentó un crecimiento del tráfico del 6,1%, hasta los 360 millones de toneladas.

Para abordar los desafíos en materia de intermodalidad, digitalización y sostenibilidad de los puertos nacionales, El Confidencial organizó de la mano de PIPE y Herbert Smith Freehills el foro ‘Los puertos españoles como clave del desarrollo económico del país’. La jornada contó con la participación de Isabel Pardo de Vera, secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; Miguel Riaño, socio director de Herbert Smith Freehills en España; Gonzalo Alvargonzález, CEO de Ership; José Luis Almazán, vicepresidente ejecutivo de PIPE; Ignacio Paz, socio director de energía e infraestructuras Herbert Smith Freehills en España; María Dolores Soto, directora de Administración y Finanzas de MSC Terminal de Valencia y directora general Terminal Investment Spain, y Arancha Mur, directora del área económica y logística de Anfac.

Pinche aquí para ver la galería completa del evento. Isabel Pardo de Vera, secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

Invertir en red ferroviaria

“Uno de los retos que tenemos es profundizar en la intermodalidad de nuestra red de abastecimiento, manteniendo los esfuerzos en la interconexión de los puertos con la red viaria y, especialmente, con la ferroviaria, que hasta ahora ha tenido una importancia mínima, si nos comparamos con lo que se ve en toda Europa”, reconoció Isabel Pardo de Vera, secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Para lograrlo, Pardo enumeró las inversiones contempladas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), con más de 1.000 millones de euros, en el Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria (133 millones) y en los planes de inversiones 2021-2025 del sector marítimo (4.500 millones).

“Tenemos que profundizar en la intermodalidad de nuestra red, impulsando la interconexión con la red viaria y ferroviaria” (Pardo de Vera)

“Si a estas inversiones sumamos una cifra similar comprometida por las empresas, creo que podemos ser optimistas de cara al futuro, si bien será necesario ser muy ágiles para anticiparnos a cambios tan abruptos como los que estamos viendo en los últimos tiempos”, añadió Pardo de Vera.

“El ferrocarril es fundamental para las empresas portuarias, pero todavía debe avanzar en su transformación. Además, salvo excepciones, los puertos no están bien conectados. Tenemos un exceso de camiones en las instalaciones y en las carreteras y hay que buscar la manera de llevar las mercancías por los raíles eléctricos, que es más eficiente”, puntualizó Gonzalo Alvargonzález, CEO de Ership.

Gonzalo Alvargonzález, Ership, y María Dolores Soto, MSC Terminal de Valencia.
Gonzalo Alvargonzález, Ership, y María Dolores Soto, MSC Terminal de Valencia.

Sirva como botón de muestra de la necesidad de potenciar la red ferroviaria que, en 2006, los contenedores tenían una capacidad de 11.000 toneladas y hoy tienen más del doble, produciéndose “cuellos de botella, tanto en la terminal como en el entorno del puerto, y necesitamos resolver los problemas de acceso a las instalaciones”, comentó María Dolores Soto, directora de Administración y Finanzas de MSC Terminal de Valencia, en alusión al ferrocarril, quien reclamó que los planes de inversión “estén alineados con los terminales”. “En la práctica, lo que sucede es que las concesionarias vamos a diferente velocidad que las autoridades portuarias y es solo cuando se agrava un problema cuando tenemos una reacción”, añadió, demandando mayor comunicación y agilidad entre ambas partes.

Reducción de las tasas portuarias

Además de dar un impulso a la conectividad ferroviaria, el sector reclama una bajada de las tasas portuarias. En la actualidad, las inversiones públicas en los puertos se financian a través de diversos cánones, que van a cargo de la actividad de los operadores portuarios y las mercancías transportadas, y representan alrededor del 90% de los ingresos de Puertos del Estado y las autoridades portuarias.

Un momento del debate.
Un momento del debate.

Un informe de Fedea concluye que hay margen “significativo” para reducir las tasas ente un 20%-25% “sin comprometer la situación financiera del sistema a medio plazo”, y señala que “los puertos españoles parecen ser relativamente caros en relación con sus competidores del resto de Europa y el norte de África”. Esta reducción supondría “mejoras del consumo privado y de la inversión, tanto a corto como a largo plazo”, que terminarían incidiendo en el empleo y, por ende, en la riqueza del país.

Estas tasas “se fijaron en el año 1992, cuando aún estaban por hacer las grandes inversiones en puertos y el volumen de mercancías que se movía era la mitad que en la actualidad. Por otra parte, las grandes infraestructuras públicas ya se han hecho y en los últimos 10 años el sector privado ha tomado el relevo e invierte por encima de la Administración”, explicó José Luis Almazán, quien añadió que, además, “tendría un impacto positivo no solo en la industria, sino en la economía española y contribuiría a hacer más eficientes los puertos”.

“El puerto es un eslabón más de la cadena de fabricación y debe ser tan competitivo en costes como lo es el sector del automóvil” (Mur)

Dentro del sector marítimo, el automovilístico tiene una gran relevancia y solo siete de los 28 puertos concentran la mitad del tráfico de vehículos, que en los tiempos precovid era de tres millones de unidades. “El puerto es un eslabón más de la cadena de fabricación y debe ser tan competitivo en costes como lo es el sector del automóvil (…) Llevamos tiempo diciendo que hay determinadas tasas, como la de ocupación y la de buque, que resultan discriminatorias”, afirmó Arancha Mur, directora del área económica y logística de Anfac, quien añadió que la bajada de tasas “hay que abordarla para avanzar en la competitividad de otros sectores, como el del automóvil”.

Reforma de la ley y ayudas europeas

El sector está pendiente de una reforma de la antigua ley, que hace un par de años traspuso una directiva europea, y con la que pretenden “incorporar cambios que permitan al sector afrontar los nuevos retos”, explicó Ignacio Paz, socio responsable de energía e infraestructuras de Herbert Smith Freehills en España.

En su opinión, el marco normativo debe aportar una “menor rigidez y más flexibilidad y agilidad en la toma de decisiones”. También quiso poner el foco en que los usos y actividad de los espacios portuarios van a ser distintos.

José Luis Almazán, PIPE; Ignacio Paz, Herbert Smith Freehills, y Arancha Mur, Anfac.
José Luis Almazán, PIPE; Ignacio Paz, Herbert Smith Freehills, y Arancha Mur, Anfac.

Por otra parte, Paz reclamó un cambio de la gestión de los puertos. “Si el puerto es una empresa y como tal tiene que afrontar nuevos retos más allá de los tradicionales usos de carga y descarga, como la transición ecológica y la digitalización, en la toma de decisiones tiene que tener más peso en el sector privado”, añadió.

Respecto a los fondos Next Generation, el CEO de Ership se mostró “escéptico” ante la enorme expectativa generada a nivel público y privado por la llegada de las ayudas dirigidas a la descarbonización, digitalización y competitividad. A su juicio, “lo importante es generar riqueza y que ese dinero vaya a inversiones en cosas que generen valor y puestos de trabajo”.

“El marco normativo debe aportar una menor rigidez y más flexibilidad y agilidad en la toma de decisiones” (Paz)

Los fondos NextGen contemplan un paquete de 300 millones de euros destinado a impulsar la sostenibilidad de los puertos en España para contribuir en el objetivo de neutralidad climática para 2050. “Para que podamos afrontar grandes inversiones en energías más limpias, necesitamos un sistema de bonificaciones”, demandó María Dolores Soto, quien dijo que la Terminal de Valencia ha logrado en un lustro reducir un 60% la huella de carbono, lo que ha supuesto un desembolso de 32 millones de euros.

Mur puso también el acento en materia de digitalización para “mejorar la fluidez de los vehículos” y la conectividad “fundamental para el sector automovilístico, máxime cuando el 36% de los vehículos que llegan a los puertos es a través de transporte ferroviario”, ultimó la representante de Anfac.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies