El transporte de Murcia y Cataluña alza la voz ante la ineficaz acción de la patronal

13/10/2021 REVISTA TRANSPORTE AL DÍA

El sector del transporte de mercancías por carretera vive una situación delicada a nivel global, también en España. Y dentro del escenario nacional en el que se mantiene un inexplicable modelo con un convenio colectivo por provincia, hay puntos ‘calientes’. Es el caso de Murcia y Girona, dos provincias en la que los conductores profesionales han dicho basta. Se avecinan tiempos difíciles ante una situación en la que los transportistas no se sienten protegidos ni amparados por la patronal en un momento especialmente complejo.

En el caso de Murcia, el 14 de octubre se antoja como un punto de inflexión para el sector del transporte de mercancías por carretera de la región. Los conductores denuncian que FROET no está cumpliendo las promesas de mejorar las condiciones laborales de los transportistas. La firma del nuevo convenio colectivo del transporte de mercancías por carretera de la Región de Murcia supondría una pérdida de entre 200 y 300 euros mensuales para los conductores y los representantes de la parte social del colectivo ven que las negociaciones se acercan a una vía muerta.

La ausencia de buena fe por parte de la patronal parece ser el caldo de cultivo para una huelga de los trabajadores de transporte de Murcia. Además, desde la sección de los representantes sociales piden a los conductores una mayor colaboración viendo el papel de la patronal y de las empresas de transporte. Por eso piden que los chóferes que ya hayan superado su tiempo de trabajo anual -1.826 horas y 27 minutos de trabajo efectivo- que no sigan trabajando hasta el nuevo año, ya que pueden reclamar sus salarios hasta el 31 de diciembre y no pueden perder su trabajo al haber cumplido con su compromiso laboral.

Una situación similar se dibuja en Girona ante los movimientos de la patronal ASETRANS. De hecho, UGT y CC.OO. han convocado una huelga de transporte para los últimos 10 días del mes de noviembre, haciendo coincidir la misma con la semana del ‘Black Friday’. El regateo casi constante de la patronal ha llevado a los representantes de la parte social a motivar esta huelga con la que pedir que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo perdido, subidas de sueldo y dietas acorde al IPC y la actualización del texto del convenio colectivo para adecuar los permisos retribuidos y las tablas salariales.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies