Adif estudia el futuro de la terminal de Abroñigal

06/07/2021 TRANSPORTE XXI

La pública analizará el destino que tendrán los terrenos que se liberarán del uso ferroviario por el traslado en 2024 al nuevo nodo de Vicálvaro, también en Madrid.

Adif ha sacado a concurso los servicios para la redacción de un estudio sobre el futuro de la terminal de transporte de mercancías de Abroñigal, la estación de Santa Catalina y su entorno.

La pública valora este contrato de consultoría en 1,93 millones de euros y el plazo de ejecución del mismo se fija en 12 meses, según recoge el pliego del concurso.

“Las obras de ampliación del complejo de Vicálvaro conllevarán que, una vez finalizadas estas, una parte de las actividades que actualmente realiza Adif en las instalaciones de Abroñigal se trasladen”, según señala el pliego.

Como adelantó este periódico, el administrador de infraestructuras ferroviarias prevé que el nuevo nodo logístico de Vicálvaro reemplace a la terminal de Abroñigal a partir de 2024, si bien prevé sacar ya a concurso la explotación de las instalaciones el próximo año 2022.

El pliego publicado por Adif recoge por primera vez la potencialidad de los actuales terrenos de la terminal para usos tales como el residencial, terciario, comercial u oficinas. Lo que “unido a la posibilidad de implantación de nuevas zonas verdes, generen un nuevo espacio de centralidad urbana y de “creación de ciudad” de alta calidad”, señala el documento. Al mismo tiempo, también se destaca la potencialidad para su uso logístico en el ámbito de la distribución urbana de mercancías, tanto en el segmento de la paquetería como en el Horeca.

Madrid-Abroñigal es la principal terminal intermodal de mercancías de la Comunidad de Madrid. La terminal gestiona “en torno al 35-37 por ciento del total de las mercancías que se mueven por ferrocarril en Madrid”, señala el pliego. Las instalaciones entraron en servicio en 1974 y disponen de conexión con la instalación técnica de Santa Catalina, que puede identificarse como “el haz de recepción y expedición” de Abroñigal.

La terminal cuenta con una superficie total de 300.000 metros cuadrados y disponen de 15 vías para el tratamiento de trenes, cuatro playas de carga y descarga de contenedores, tres grúas pórtico y grúas móviles. Además de los usos ferroviarios, las instalaciones disponen de un aparcamiento para vehículos pesados con más de 20.000 metros cuadrados de superficie y más de 33.000 metros cuadrados de naves e instalaciones logísticas.

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies