Territori garantiza los accesos ferroviarios al puerto de Barcelona para 2018

31/03/2016 EL VIGÍA

 

El consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Josep Rull, anunció ayer por la mañana el acuerdo definitivo para el impulso de la primera fase de los nuevos accesos ferroviarios al puerto de Barcelona, que “estarán garantizados en 2018, si todo va bien”, según ha señalado el consejero. Próximamente, la Generalitat firmará un convenio de cesión gratuita a Adif de la vía de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), para que se pueda adaptar a los tres anchos diferentes. Así, tras meses de negociaciones, “una vez hecha esta adaptación, Adif se compromete a que los trenes de FGC puedan pasar por la vía sin coste”, algo que pretendía Fomento en una primera instancia.

 

“Éste era el último escollo”, ha añadido el consejero, porque “no tenía sentido que la Generalitat cediera la plataforma y que después FGC tuviera que pagar por circular por su propia vía”. Actualmente, por esta infraestructura circulan trenes procedentes de la fábrica de Seat o de las minas de potasa de Iberpotash, en el Bages, por ejemplo. Así, una vez se firmen los dos convenios, Adif podrá licitar el proyecto “de manera inmediata”.

 

La Generalitat inaugura un aparcamiento para 193 vehículos pesados

Paralelamente a este anuncio, el consejero de Territori, junto con el presidente de Cimalsa, Damià Calvet, el presidente de Cotraport, Carles Domingo, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, ha inaugurado un aparcamiento para vehículos pesados que Cimalsa ha construido en una parcela del polígono industrial del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona. Concretamente, este aparcamiento tiene capacidad para 193 vehículos pesados y dispone también de unas oficinas que utilizarán tanto la empresa pública de la Generalitat, como la cooperativa de transportistas de Cotraport. Cimalsa ha invertido 800.000 euros en este aparcamiento, que ha alquilado la asociación por un periodo de 12 años. Este nuevo área de estacionamiento está situada en una parcela propiedad del Consorci de la Zona Franca concesionada por el puerto de Barcelona. En esta parcela había una nave que se derribó para construir los accesos ferroviarios provisionales al puerto. Así, en el espacio liberado Cimalsa ha realizado las obras necesarias para convertirlo en un aparcamiento para camiones.

 

El espacio generado ha permitido la construcción de un aparcamiento que tiene dos superficies. Por un lado, cuenta con un espacio de 9.872 metros cuadrados y, por otra parte, otra de 17.412 metros cuadrados, separados por la vía del ferrocarril de ancho UIC de acceso al puerto de Barcelona. El aparcamiento tiene capacidad para 174 plazas para vehículos grandes, 11 para vehículos medios y ocho para automóviles. El espacio está dotado de servicio de vigilancia las 24 horas del día, control de acceso, servicio de vestidor y un espacio para oficinas que ocupará Cotraport.

 

En paralelo, se ha adjudicado la construcción y gestión de una gasolinera a la empresa PetroPrix, que ha invertido 300.000 euros en la obra civil y las instalaciones. Con esta operación se ha conseguido ampliar la dotación de aparcamientos vigilados para vehículos pesados que mejora las condiciones operativas y de seguridad de los operadores logísticos y, a su vez, se ha podido dotar la cooperativa Cotraport, que agrupa a más de 800 autónomos de transporte terrestre de contendores de Barcelona, de unas instalaciones para sus asociados. El tiempo de arrendamiento es de 12 años, para asegurar la viabilidad económica y garantizar el retorno de la inversión.

 

El consejero de Territori, Josep Rull, ha resaltado que “cuando somos capaces de ir juntos las diversas administraciones y actores, este puerto puede continuar siendo un motor de primera magnitud para la economía catalana”. El aparcamiento y el espacio de servicios, ha añadido, “pone en valor el puerto de Barcelona y el Corredor Mediterráneo, que nosotros entendemos no sólo como una vía de tren, sino como todo lo que vertebra a su alrededor, con el transporte ferroviario pero también viaria, que continua siendo la modalidad mayoritaria”. Josep Rull ha estado acompañado por el secretario de Infraestructures i Mobilitat, Ricard Font, el director general de Transports i Mobilitat, Pere Padrosa y por el director de Cimalsa, Isidre Gavín.

 

Por su parte, el presidente de Cimalsa, Damià Calvet, ha explicado que “estamos muy centrados en facilitar al sector de la logística las condiciones que necesita para desarrollar todo su potencial económico”. “No se trata sólo de hacer aparcamientos para camiones sino de que tengan un valor añadido, con servicios, para que el Corredor Mediterráneo, como eje vertebrador del territorio, sea uno de los elementos fundamentales de nuestro producto interior bruto”, ha asegurado.

 

 

Política de privacidad Aviso legal Política de cookies